Hoy quiero hacerte reflexionar sobre algo…

A estas alturas deberíamos tener muy sabido que nuestro planeta tiene límites. Con el paso de los años hemos creído que somos invencibles, y ahora, la madre naturaleza nos pide a gritos que hagamos un cambio. Este cambio tiene nombre y apellido: consumo inteligente, y es el momento de que conozcamos bien de qué se trata y porqué deberíamos llevarlo a cabo.

¿Qué es el consumo inteligente y por qué es importante sumarnos a esta iniciativa? El consumo inteligente y responsable defiende que los seres humanos debemos cambiar nuestros hábitos de consumo ajustándonos a una realidad innegable. ¿Y cómo podemos hacerlo? Pues existen distintas formas, tanto en nuestra alimentación por ejemplo con el uso de bolsas para el desayuno o la merienda reutilizables (como vemos en las imagines inferiores), como en el modo en el que nos desplazamos apostando por ir en bicicleta o transporte público, como en la manera en la que compramos, por ejemplo, haciendo uso de bolsas de tela en vez de utilizar las de plástico.

Existen muchas formas de cuidar tanto de ti como del medio ambiente, y es el momento de que hagamos un recordatorio y seamos conscientes de porqué es importante cambiar nuestros hábitos.

Consumo inteligente

Consejos para un consumo inteligente

Vivimos en una sociedad que favorece el consumismo, una sociedad acostumbrada a usar y tirar y no tenemos un planeta B al que enviarle todas nuestras toneladas desmesuradas de residuos, ni tampoco tenemos un segundo planeta al que acudir cuando nos hayamos cargado este por completo. Así que, por el bien de todos nosotros y el de la madre naturaleza que tanto nos da día a día, me gustaría que te sumaras conmigo a este cambio y que poco a poco entre todos podamos aportar nuestro granito de arena para hacer de este, un mundo mejor.
consejos consumo inteligente
Así que vamos con una serie de TIPS para que empieces a reflexionar sobre el consumo inteligente. Es normal que al principio no los empieces a aplicar todos de golpe, se trata de ir creando un hábito en ti, irte acostumbrando a cambiar tus prácticas habituales por unas más sostenibles. ¡Vamos a ello!:
E

Antes de comprar, piensa si realmente lo necesitas. ¡AH! Y no olvides reciclar antes que comprar. Muchas cosas que seguramente vayas a tirar, puedes volver a utilizarlas de otra forma. ¡Únicamente te hace falta creatividad, y seguro que algo chulo sale! (pronto os haré un post sobre cómo aprovechar productos antiguos, convirtiéndolos en auténticas tendencias).

E

Considera el impacto ambiental de los productos que compras. Me gustaría que valoraras cómo se produce el producto, de qué forma se transporta y cómo se distribuye, su propio consumo, y finalmente los residuos que puede dejar en el planeta.

E

Evita las latas y los productos muy envasados. Las fiambreras y los tarros de cristal son más ecológicos. Evita, en la medida de los posible, aquellos alimentos procesados y apuesta por lo sostenible y sano. Lo agradecerá el medioambiente, pero también tu cuerpo.

E

Apuesta por empresas con productos y servicios que respeten el medio ambiente, afortunadamente, cada vez son más las que se suman a esta iniciativa, pero desgraciadamente son muchas más las que no lo hacen. Y de este modo podemos hacer que cambien.

E

Con pequeños gestos, no desperdicies luz ni agua, cierra el grifo mientras te enjabonas o mientras te cepillas los dientes.

E

Evita adquirir productos de “usar y tirar” si no son estrictamente necesarios. ¡Hay muchas alternativas! Te sorprenderías de la gran cantidad de opciones que tenemos hoy en día para casi todo! Solo hace falta hacer una búsqueda rápida, y en la misma red encontraréis una gran cantidad de opciones distintas!

E

Compra la materia prima y no el envase. Muchas veces se paga más por los envoltorios que se tiran directamente a la basura que por el contenido. Si compras alimentos a granel, por ejemplo, además de ser más sano podrás elegir la cantidad exacta que quieres adquirir. Lo mismo sucede con otro tipo de productos como por ejemplo los de higiene personal o los detergentes, los cuales también se pueden comprar a granel.

E
Usa los electrodomésticos de forma eficiente, por ejemplo, haz las lavadoras llenas y no medio vacías.
E

Rechaza las bolsas de plástico del supermercado y lleva siempre una bolsa de tela para hacer tu compra. Sobretodo para la fruta y verdura, que se gastan miles de bolsitas de
plástico al día en cualquier gran supermercado, y eso posteriormente pasa factura a la naturaleza.

E

Y finalmente, si te es posible, no olvides desplazarte de forma ecológica, ya sea caminando o en bici. De esta forma cuidarás tanto de ti como del medio ambiente.

Beneficios de un consumo inteligente

¿Y el por qué de todo esto? Es lógico que después de lo anterior te preguntes cuáles son los beneficios, y la verdad es que hay muchas razones.

N

Por el medioambiente

Disfrutamos de la biodiversidad gracias a las buenas prácticas de consumo. Recuerda que si aplicamos las famosas tres “R” protegemos los recursos naturales del planeta, que no olvidemos… SON LIMITADOS.

Si la población mundial llegase a alcanzar los 9600 millones en 2050, se necesitaría el equivalente de casi tres planetas para proporcionar los recursos naturales precisos para mantener el estilo de vida actual.- Naciones Unidas

N

Por nuestra salud

Consumiremos productos más naturales y menos envasados, y algunas prácticas supondrán un bien para nuestra salud física y mental.
N

Por un futuro mejor para todos

Otro mundo es posible y las generaciones futuras merecen vivir en un entorno “verde” y saludable.
N

Por un ahorro económico

Consumir de forma eficiente equivale a un ahorro económico a la larga considerable. ¡Haz cuentas!

Un consumo consciente y responsable comienza desde la información. ¿Qué más necesitamos? Recuerda que, si aplicas los consejos de un consumo responsable y eres consciente del impacto que generas en el ambiente con cada una de tus acciones, contribuirás a la protección de todo lo que nos rodea y también a la de ti mismo. Apuesta por una mejor calidad de vida, está en tus manos!

¿Y si comienzas ya?

Consumo inteligente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies